Awesome of the week: ¿Por qué las mujeres salen con imbéciles?

Este tipo está claro y siento que entendí todo lo que tenía que entender en la vida. (Bueno, podría estar exagerando). Si eres mujer, deja de leer y ve el video YA. Si eres hombre, toma dato y deja de actuar como imbécil.

No tengo nada más que añadir al respecto. A darle play.

 

Advertisements

¿Por qué las mujeres y los hombres no pueden ser amigos?

Este video lo había publicado en mi cuenta de Twitter hace algún tiempo, pero me parece bueno dejarlo por aquí, porque es interesante darse cuenta de que es prácticamente imposible una amistad entre hombres y mujeres. No me malentiendan. Tengo muy buenos amigos hombres. Pero sí debo admitir que son pocos -poquísimos- los que realmente no han tenido un interés más allá al de la amistad.

Sea como sea, es bien divertido ver las respuestas en este experimento (especialemente de las mujeres). Disfruten! 🙂

 

#FunFunFun: Shit girls say

Vamos a no continuar con esta farsa: las mujeres somos extrañas. Además de lo complicadas y maniáticas que podemos llegar a ser, tenemos una manera de comunicarnos bien particular. Alguien fue lo suficientemente inteligente para ver los ‘slangs‘ que usualmente usamos y ¡voilá! creó la serie para web Shit girls say. Sólo lleva tres capítulos, pero son geniales. Además, cuentan con una invitada de lujo: Juliette Lewis.

Espero que pronto saquen la versión para chicas: Shit guys say. Hay bastaaaante material para hacerla, o no?

Anyways, los invito a que le sigan la pista a la serie por su canal oficial de Youtube.

Segundo capítulo

Tercer capítulo

Levi’s apuesta a la retaguardia de las chicas

Esta campaña, atribuida a la agencia Colenso BBDO, está dirigida a las chicas.

Levi’s es una de las marcas más reconocidas en industria de los jeans. Para demostrar el efecto que causa en las féminas, colocaron una cámara en la parte trasera de sus pantalones, y salieron a la calle. Más de uno -y de una- quedó en evidencia al verle el derriére a la modelo que llevaba puesto los jeans.

Es muy gracioso ver a la gente voltear a verle el trasero a alguien. Más aún cuando son mujeres probablemente envidiosas.