Polifonía humana

Ya no es novedad, pero sigue siendo increíble ver a una persona que tenga la habilidad de cantar dos notas diferentes al mismo tiempo. Anna-Maria Hefele es una alemana que logra cantar simultáneamente dos notas distintas, pero además, puede realizar escalas en una voz mientras en la otra mantiene una nota fundamental. Es impresionante cómo esta joven cantante puede modular y emitir sonidos tan bonitos y tan raros a la vez. De hecho, Hefele es profesora de canto y polifonía vocal, y estará enseñando esta técnica en Salsburgo, Austria, el 25 y 26 de octubre de este año. Tendrían que apurarse para pedir cadivi para ir, eso sí.*

Por aquí comparto el clip de Anna-Maria haciendo su canto polifónico. Disfruten de su talento y hagan el ridículo, como yo, al tratar de emularla.

* Chiste válido para venezolanos.

Advertisements

Porno cara a cara

No sé si les pasa, pero cuando veo a actores/actrices porno fuera de su contexto con excepción de Sasha Grey y James Deen me siento demasiado incómoda. Deben admitir que estos seres cuasi-mitológicos suelen ser personas raras, con cualidades que soñaríamos en cualquier pareja, pero que nos da un poquito de asquito, a decir verdad.

Lo cierto es que en España, específicamente en Barcelona, se dieron a la tarea de acercar estos personajes a gente común. En el marco del Salón Erótico de Barcelona, decidieron sorprender a personas como tú o como yo con sus actores porno favoritos. Por supuesto, todo el mundo flipó.

A continuación el clip. Al finalizar, tengan la valentía de admitir que todo el asunto fue bastante incómodo.

El horror de lo kitsch

Jharrison_Charlotte(1)

Recuerdo que cuando estudié Comunicación Social, me tocó un profesor cubano en la materia de Redacción IV. El tipo era implacable, nadie le pasaba ninguna prueba, pero era evidente que el hombre dominaba impecablemente el castellano. Como era de esperarse, todo el mundo le tenía arrechera idea. A mí honestamente me daba igual, aunque debo admitir que me tuve que fajar más de lo usual en sus exámenes.

Un día, este profesor nos habló de lo kitsch y lo camp, dos conceptos con los que no estaba familiarizada. Luego descubrí que, a pesar de no tenerlos claros en mi cerebro, sí sabía a qué se referían. Basta con pensar en la casa de esa tía solterona que todos tenemos, que colecciona figurines y embute las estanterías con piecitas doradas llenas de incrustaciones de vidrio y se viste estrambóticamente. Ahí estaba lo kitsch y lo camp, camuflado entre el mal gusto y la exageración.

Paseando por internet conseguí la obra de Jessica Harrison, una británica que tomó esas clásicas figuras de cerámica -que todavía es posible conseguir en algunas salas familiares- y las convirtió en algo más cercano al gore. Los vestidos victorianos sobrevivieron a las mutilaciones y ahora lucen menos pasteles y más cruentos. La sangre le robó el protagonismo a la inocencia. El horror, que también es kitsch, se apoderó de sus pequeños cuerpos.

Para ver más del interesante trabajo de Harrison, pueden visitar su página web por aquí.

This slideshow requires JavaScript.

[Video] Contracciones for dummies

Después de nueve meses, llega ese momento. Podría ser algunas semanas antes, pero digamos que todo salió de acuerdo a lo planificado. Estás haciendo cualquier cosa y ¡bam!, te llega un dolor que te anuncia lo inaplazable. Esto le sucede a diario a cientos de miles de mujeres. Pero si eres hombre, solo puedes ver el “milagro” de la vida de lejos. Sentadito en primera fila, si eres un padre responsable, pero no más.

Unos panas alemanes se tomaron la molestia de experimentar -más o menos- el dolor de las contracciones de parto. A través de generador de electricidad, una especialista recreó por dos horas el proceso de dar a luz. Luego de ver este video,  te aseguro que vas a querer muchísimo más a tu madre y a todas las mujeres del mundo.

#Infografía: ¿Qué significan los dígitos de tu tarjeta de crédito?

Yo les confieso algo: me mortifican demasiado las tarjetas de crédito. No solo porque le debo la vida a como tres bancos, sino porque eso de que un plástico pase por un punto y te quite dinero que nunca tuviste es como raro.

Pero casualmente me topé con esta mini-infografía que revela el significado de ese pocotón de números y resulta que hay algo oculto en los veinte dígitos que la identifican. No sé si les va a cambiar la vida  -lo dudo, la verdad- , pero me parecieron datos interesantes (sobre todo ese de comprobar si la tarjeta es falsa o no).

En fin, échenle un ojo y saquen todas sus tarjetas de crédito para que vean si la cosa se cumple o no.