Un retrato de creyones ¡Literalmente!

Christian Faur es el ídolo de esta generación. Tomo un pocotón de creyones de colores -con los que cualquier niño y adulto sería feliz eternamente- y los configuró de tal manera que formaran retratos. Pero cualquier cosa que diga no puede dar pista de lo que significa la obra de este newyorkino.

Desde joven, Faur mostró inclinación por las artes, pero terminó estudiando Física en California, carrera que pudo haberle aportado una visión particular de la pintura, escultura y animación. Como cualquier pintura puntillista, mientras más te alejas de ella, más sentido cobra el todo. Aquí cada barra de creyón está ubicada exactamente donde debe. Las luces, las sombras, las formas. Todo concuerda de manera sublime.

En las instalaciones de este artista, los creyones pierden su caracter utilitario y se convierten en partículas de una obra profunda y llena de emotividad. ¡Qué manera de innovar y de ser realmente creativo! ¡Simplemente hermoso!

This slideshow requires JavaScript.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s